SE CACAREA ACÁ
07 Oct 2008

Tango Loco: the Beatles en la Argentina de los 2000

El quintento de músicos liderados por Daniel García, vinieron por 1ª vez a Chile esta semana presentando un concierto notable. Una hora y cuarto de tango fusión cargado a los temas de los Beatles en clave de tango, milonga y candombe.

Aunque la producción del espectáculo es más bien pobre, la audacia de los arreglos y la calidad en la interpretación instrumental son más contundentes que el truinfo de Colo Colo sobre la U en el último clásico.

Llegué al Centro Arte Alameda esperando un concierto tributo a los Beatles. Venía con las ganas de trabarme cantando Let it be con ritmo de tango y gozar con esa música magistral que no importa cómo las vistan, siempre es de primera. Daniel García Quinteto me sorprendió. Era imposible seguir, tratar siquiera, de tararear un tema, los arreglos eran una total reinvención del tema original. Aprendí que el tango fusión le lleva guitarra eléctrica y batería, junto al clásico bandoneón, al piano y el contrabajo; aprendí que los argentinos han sabido llevar su música a la vorágine del siglo XXI, superando el conservadurismo y, al mismo tiempo, ser profundamente radicales.

Tangoloco viene de gabar un disco en vivo con este show en Buenos Aires, sólo véanlo, Elanor Rigby:

El espectáculo se aleja mucho de lo que le conocemos al Alameda. Si montar este show aquí significa una ampliación en el giro del Alameda, lo aplaudo, aunque necesitan una inversión mayor, una inversión no tanto en infraestructura, quizás equipos de iluminación, pero no mucho más, el teatro tiene tamaño suficientes y todo el sistema de audio da el ancho para grandes espectáculos como éste.

l_e0359ae1af6249039109ddda1b4f78da.jpgDe todas maneras, el montaje fue pobre. El show es de primera, pero la producción que vieron en el video, no es la misma que los trajo a Chile. Hubo bailarines en sólo dos temas y ellos lo hicieron bien, pero no había el contexto para lucir el baile: no había una iluminación adecuada ni una escenografía preparada. El escenario se veía pelado y sólo lo que se oía valía la pena.

Igual con la publicidad. Poco afiche y poca radio avisaron esta gira. Por lo mismo, había menos de 100 personas en las butacas, ¡un espectáculo que habría llenado varios teatros municipales de haberlo traído una productora grande!

Aún así, lo importante es un lujo y por eso hay que ir a verlo. Parafraseando al mismo Daniel García, allí llorando juntos guitarra eléctrica y bandoneón en la versión de While my Guitar Gently Weeps, la fusión se hace carne. Música clásica y moderna, la parte tanguera y la parte power, la tradición bonaerense y el rock de Liverpool, una innovación cruzada atractiva interpretada, además, con excelencia.

Hicieron en total 12 temas, 8 de los Beatles y dos mezclas de Astor Piazzolla que me dejaron con la boca abierta.

Tango Loco abrió sus presentaciones le viernes pasado en el Alameda y partió el sábado a Antofagasta. El jueves se presetará en el Teatro Municipal de Viña del Mar y cierra el ciclo chileno con los conciertos de el Alameda viernes, sábado y domingo de esta semana.

La recomendación es vaya a verlos, de todas maneras. Ahora, si tiene usted planes de viajar a Buenos Aires, quizás valga la pena aguantarse un poco e ir a verlo por allá.

EMPOLLA ESTE ARTÍCULO